3 jun. 2011

PÁGINA ASESINA


sueños de cronopio cronopio | Obras de arte 


-En un pueblo de Escocia venden libros con una página en blanco perdida en algún lugar del volumen. Si un lector desemboca en esa página al dar las tres de la tarde, muere. En la última hoja escribí hace años mi legado. Quiero que me traigan un ejemplar- dijo don Julio.
A desgano tomaron  la autopista del sur, los tres sentados en el asiento delantero del Fiat. Fama, Esperanza y Cronopio. La esperanza siempre va al medio. El día cargado de humedad encrespó los ánimos de la gente en la carretera. Fama gritaba  a los otros conductores para que le dieran  paso mientras Espe y Crono cantaron  "tendré los ojos muy lejos, un cigarrillo en la boca…cuando  ya me empiece a quedar solo…"
Paremos…
                 A tomar un aperitivo- dijo Fama.         
                 A ver que hora es. El reloj me atrasa, el reloj me atrasa, el reloj- dijo Crono.
                 A saltar a la soga con mangueras transparentes - dijo Espe.
Terminó cada cual su tarea e hicieron una ronda para agradecer las gotas que caían del cielo, todo-el-cielo.
Siguieron viaje con Cronos al volante (Esperanza no maneja, se deja viajar por las cosas y los hombres). Llegaron a buscar el libro. Les pidieron por él cuatro canicas azules y una lechera. Suerte, Espe las  tenia en el bolsillo, las robó  de la fábrica del papá de Fama. Uno de ellos lo  tomó  y abrió el libro en la última página.

Final 1. Fama abre el libro y encuentra en la última hoja "la alegría de los famas" envuelve el libro en una sábana negra almidonada y lo envía por correo cobro revertido.

Final 2. Esperanza abre el libro y no está en su día curioso. Se lo da a Fama o a Cronos. Usted elige, vaya al final 1 o 3.

Final 3. Cronopio abre el libro, una página en blanco. Automáticamente mira su reloj.
- Son las tres de la tarde para mi, pero para los demás son cinco minutos mas tarde. Respira aliviado.


Aida Rebeca Neuah
Imagen: "sueños de cronopio" de Valeria Lirach 
Humilde homenaje al maestro Julio Cortázar

 

17 comentarios:

  1. y faltó un personaje, permítame!
    los profesores de letras!esos seres ambiguos, que oscilan entre lo abstracto y lo concreto...y acá entra uno....ains....tengo que elegir??? mejor rumbeo pa'lautopista...

    final 3.

    grossa!
    besos*

    ResponderEliminar
  2. Comentario 1: coincido con el Gaucho.

    Comentario 2: final 3.

    Comentario 3: también podría ser final 2 y de ahí al 3.

    Abrazazo y salud por el maestro.

    ResponderEliminar
  3. Me gustan los finales felices y por eso me quedo con el tres.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que si hubiera que elegir un final, elegiría el número tres.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. bueno gauchito, parece que es usted un cronopio en potencia, eso es positivo en varios aspectos. besito

    ResponderEliminar
  6. rayu, sospecho con tristeza que no todos los profesores de letras saben oscilar entre lo abstracto y lo concreto. es mas, hete aqui una (usted) que parece que tira para el lado del cronopio. muchos besos

    ResponderEliminar
  7. mambretta, usted esta entre ser una esperanza y un cronopio, piropo no poco halagador.
    besito bonito

    ResponderEliminar
  8. ant, todos los finales son felices, quedate con todos. muases

    ResponderEliminar
  9. intendente, puede ser que vivir adelantado en el tiempo sea seductor. beso

    ResponderEliminar
  10. Excelente!! Grosso laburito!
    Final tres, obviamente!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Seductor si; beneficioso seguro; pero ser un cronopio no me llama mucho la atención...

    ResponderEliminar
  12. Disculpe que no comente, pero estoy tratando de convencer a una tía que tiene un miedo pavoroso a caerse de espaldas de que no es una cucaracha.

    ResponderEliminar
  13. Se confunde usted, la que leyó a Kafka me parece que fue la señora tia de don Julio.

    Pero sospecho que eso usted ya lo sabía y sólo me esta chanceando

    ResponderEliminar
  14. un chascarillo viejexxx.
    DON JULIO el vino?

    ResponderEliminar
  15. Sea. Y si no hay, brindemos con otro.

    ResponderEliminar