30 oct. 2011

REQUISITOS BÁSICOS

MIRADAS-23 | Cuadro


“Caballero de edad muy avanzada, sin familia, enfermo, busca persona o pareja que quiera darle compañía y cuidados sencillos. Ofrece a cambio la propiedad del inmueble a su deceso”. Terminé de escribir el papelito y se lo di a la chica de la agencia. Me sonrió.
 Usted sabe señorita… Rosa, me llamo Rosa. Vos sabés Rosa, lindo nombre, hay una flor que se llama así. Rosa, me viene bien cualquier persona con buena voluntad. Prefiero  una señora, las mujeres  tienen esa sensibilidad especial, esa visión de los conflictos que las hace únicas. Le corrijo y le escribo “señora” don Fermín. ¿Señora?… ¿dije señora?… bueno quise decir una señora joven, la juventud empuja, va para adelante y eso es lo que estoy necesitando, mucha fuerza y mucha garra. La chica que venga que no sea muy alta ni muy baja, a las altas les cuesta agacharse y con las petizas me duele el cuello cuando hablo con ellas. A  mí me gusta mirar a  la persona a la cara cuando le hablo, Rosa, que hermosos ojos tenés. Lindo nombre rosa, hay una flor que se llama así. Le agradezco don Fermín. ¿Quiere que la muchacha le cocine? No, siempre tengo en mi habitación almendras, chocolates, quesos, cerezas y alguna bebida espumante, no hace falta que me cocinen. ¿Qué le charlen? No hace falta, sabes Rosita… rara vez salgo de mi  habitación, converso mucho con mis amigos por teléfono, claro, todos están lejos y no pueden venir a visitarme, charla  es lo que me sobra. ¿Qué lo bañen? Tampoco, quizás un poco de ayuda para entrar en el jacuzzi, sabés que esas escaleras son muy resbalosas. Rosita, entre nos, yo casi no me levanto, pasaríamos mucho tiempo en la cama. Don Fermín ¿y qué van a  hacer en la cama? ¿Qué podemos hacer?… jugar a las damas.

Aida Rebeca Neuah
Imagen: "Miradas-23" de José Vicente Boix Fenollosa 

12 comentarios:

  1. Jaja, muy bueno! Muy entretenido tu cuento, Aída. Aunque, en el fondo, creo que hay mucha gente que daría todo por un poco de compañía.
    Te dejo un abrazo y feliz domingo!

    ResponderEliminar
  2. Bueniiiiiissssssiiiiiiiiimmmmmooooo!!!!!!!!!
    je,je,je!no es lo mismo jugar a las Damas!que:jugar con las Damas!!!!upsiii!se me
    escapo el machista!!!!!!!Grannnndeee Aiiii!
    no se muera nunnnnnnnnnnnnca!
    Besis de Miel.

    ResponderEliminar
  3. Fantástico lo suyo. Trágico y divertido. Usté tiene algo más que el resto, no sé si se lo dije alguna vez. Salvo que la Condesa, claro, que cuando quiere también alcanza un tono que raja las copas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. hay de todo isabel, hay gente que quiere estar acompañada y hay gente que necesita estar sola
    bes

    ResponderEliminar
  5. sir yoni, la condesa es escritora, maneja y entiende el mensaje que va por debajo de un texto y se hace cargo.creo que desde su lado oscuro usté hace lo mismo. gracias por el elogio.

    ResponderEliminar
  6. Me parece que se equivocó en el tipo de agencia.
    Hay unas cuantas que le mandan señoras o señoritas de la altura que uno especifique y que, además de las damas, saben un montón de juegos más. Y saben mucho sobre cuidados.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. no se mambretin, yo no se nada, parece que usted si, ilustreme please. muases

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno cómo lo has llevado, y bonito final. Esa intención de ser seductor hasta en las últimas consecuencias es lo que lo mantiene vivo, aun cuando en la cama juegue a las damas, que no me sonó irónico. Besos, me gustó mucho el cuadro también.

    ResponderEliminar
  9. Hey!... Pues! Siempre admire tu sentido del humor fino, tu discreta ternura y tus animos de reirte de todo.
    Es genial leer a alguien de tu talento.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. besos javier, fue una salida elegante,no fue mi intencion mezclar la ironia. besitos y siempre gracias por estar.

    ResponderEliminar
  11. gracias, sentido de humor fino? jajja, que lindo suena, gracias

    ResponderEliminar