28 jun. 2011

MARIELA

Cosmos 3 | Cuadro



Cada uno viaja como quiere. Algunos en auto, otros a pie, hay quienes lo hacen mirando tele y hay quien, como Mariela, lo hace leyendo un libro. ¿Qué cómo es la cosa? Les doy un ejemplo amables lectores. Supongamos que la niña quiera ir a la luna, si… escuchó bien…la luna, preste atención que la criatura sabe lo que hace. Pide permiso a su mamá, se viste con ropa cómoda para el viaje y  va a la biblioteca. “Señorita Jacinta, quiero conocer la luna” le dice a la bibliotecaria. Ésta, acostumbrada, le da un listado  con varias opciones. Marielita elije entre los nombres después de un análisis detallado de las posibilidades. De Tin Marín de Don Pingüé, Cúcara, Mácara, Títere fue, yo no fui, fue Teté, pégale, pégale que él fue. Ahora supongamos que sale elegido De la tierra a la luna de Julio Verne, bien, con el libro bajo el brazo la niña enfila para la placita de enfrente “La plaza Irlanda” y se sienta en algún banco que esté desocupado.

Viajar cada uno viaja como quiere. Algunos en auto, otros a pie, hay quienes lo hacen mirando tele y hay quien como Marielita, lo hacen leyendo un libro. ¿Qué cómo es la cosa? Ésto tiene su técnica, primero agarra el volumen y con mucha delicadeza lo acaricia, lo saluda, se presenta y le explica lo que quiere: visitar en este caso el satélite natural de la tierra, la luna. Cumplida la primera etapa de conocimiento mutuo, la niña le pide al libro que la lleve. Ojo, de ninguna manera es un pedido fácil, ella tiene que hacerlo desde el fondo de su alma, donde está el núcleo-burbuja de sus deseos más íntimos, también debe expresarlo en una afirmación positiva en tiempo presente. ¿Qué cómo seria éso? Una papa, Marielita diría… querido libro, en este momento, aquí y ahora me estás llevando a conocer la luna. Créame señor lector, a la niña le funciona. Tiene muchos paseos en su haber, estuvo en indonesia, en Japón, en la China y en Lemuria. ¿Qué me sigue sin creer? Apróntese entonces alguna tarde después de la escuela en la placita Irlanda, esa que está frente a la biblioteca y véala a Mariela sentada en un banco con un libro en la falda, sin pasar ni una sola página, con cara de estar visitando el mundo.

Aida Rebeca Neuah
Imagen: "Cosmos 3" de Jacinto González Gasque

27 jun. 2011

Historias de WINNERS (XIII): Escapando

El vuelo de El-Al despegó a horario. Lito Lusinsky abandonaba Israel con destino final Argentina. El tratar de reconstruir los afectos y de reencontrarse consigo mismo lo llevó a esta decisión. Además esa nostalgiosa ideología porteña que jamás lo abandonó. A pesar de ello una extraña sensación de temor lo invadía. ¿Qué carajo me pasa? se preguntaba Lito sin encontrar respuesta, o temiendo dicha respuesta. 

Para seguir leyendo CLIC en: Escapando
  

22 jun. 2011

LOS BENEFICIOS DE LA RACIÓN LÁCTEA EN LA NIÑEZ

Confusión confusion | Obras de arte
                                   


Lucianito, Luchito. Vení a tomar la leche. No quiero leche mamá. Quiero café. Mi vida, los nenes buenos toman la leche a la tarde. Quiero café. Vos querés leche Luciano. Quiero café. Lo normal es que meriendes con leche. ¿Vos querés ser un nene bueno no? Los nenes buenos son felices. Están siempre contentos. Toma la leche papi. Quiero café. Leche. Café. Leche. Café. Leche. 

Obviamente Luciano perdió la batalla, esa fue la primera y la definitiva. Pensaba que no tenia opciones y fue completamentebuenoynormal  hasta esa tarde treinta años después en que se equivocó de taza y tomó de la de Pablo, su compañero de oficina y saltando de la alegría se cayó intencionalmente del balcón.

Aida Rebeca Neuah 

Imagen: "Confusión" por Sandra Lorena

21 jun. 2011

HISTORIAS DE WINNERS (XII): Deseo de Luna

El inconsciente es un hombre vestido de sobretodo negro, de piel blanca y sombrero de ala cruzada. El consciente es un mulato de piel brillosa vestido de  traje inmaculadamente blanco. Hay veces que se juntan, son amigos, juegan al truco. Quieren hacerse trampa aunque ninguno de los dos sabe mentir ni saben el significado real de las señales.


Para leer el capitulo completo CLIC en: DESEO DE LUNA

15 jun. 2011

REBECA


“Debe ser muy mala la película si el cine está tan vacío”. El ticket estaba en mi mano así que igual me acomodé en una butaca del medio, tercera o cuarta fila, quería aprovechar al máximo la salida. Se hizo oscuro y en la pantalla se vio un túnel, lleno de luces, una muchacha descalza y desnuda de frente caminando para atrás, no se llegaba a distinguir su rostro. Al final del túnel un ataúd, ella se acomoda en él y parece que está atenta a lo que afuera del cajón ocurre. Un funeral triste sin gente, un párroco de oficio diciendo las palabras indispensables y algún que otro curioso casual conversando trivialidades. Veo y entiendo claramente que la película va en reverso. ¿Quién será el director? El efecto está más que bien logrado. Des- transcurre la escena hasta que la chica, siempre sin rostro, muere. Del último suspiro hasta una larga agonía corriendo en llamas por la calle. Vaciándose una botella de alcohol de quemar sobre el cuerpo. Siento el vacío emocional de la muchacha en carne propia, como si fuera yo. Las imágenes son  reales, transmiten. Ella siente lástima de sí misma, deja de tener fe, deja de hacer cosas. Yo también. Dejo de confiar en nadie, tengo la seguridad de que para ningún ser de esta tierra soy importante.  Al ir pasando la película y ella retroceder en el tiempo le diagnostican leucemia “me dieron solo dos años de vida”. Que impotencia, no sabía qué hacer, a quien consultar ni siquiera a quien contárselo. Un poco más atrás grita, se quiere zafar, se quiere matar, tan joven, se la siente joven, a esta altura  me intriga ver su cara, conocer sus facciones, siento su vida como propia. Se ve a la muchacha en su cumpleaños violada por un tío lejano. Ella petrificada por el salvaje acto, deja de moverse aprisionada por el cuerpo del violador. La cámara se acerca, un poco, una lágrima se desliza por el rostro de la niña y recuerdo… mi vida… esa soy yo… Rebeca…estoy muerta.

Aida Rebeca Neuah


Basado en el cuento "REBECA" de Ariadna Arias Martínez

Imagen: "Raíces" Frida Khalo

14 jun. 2011

Historias de WINNERS (XI): Mal día


_ ¿Y ese sobre? ¿Qué hace una carta de Ucrania aquí? Esa letra la conozco. ¿Cómo carajo me encontró? ¿Qué quiere después de tantos años? Ludmila se quedó petrificada en el lugar sin poder moverse.
 Para  leer la historia completa clic en: Mal día



7 jun. 2011

Historias de WINNERS (X): Entre dos fuegos


Las primeras luces de la mañana comenzaban a iluminar la habitación decorada al parecer de Lito en una onda un tanto kitsch. Sobre una cómoda se amontonaban rositas rococó, muñequitas de porcelana, mamushkas de todos los tamaños conviviendo con cajitas de música... 
Para leer el capítulo completo CLIC EN: Entre dos fuegos.

3 jun. 2011

PÁGINA ASESINA


sueños de cronopio cronopio | Obras de arte 


-En un pueblo de Escocia venden libros con una página en blanco perdida en algún lugar del volumen. Si un lector desemboca en esa página al dar las tres de la tarde, muere. En la última hoja escribí hace años mi legado. Quiero que me traigan un ejemplar- dijo don Julio.
A desgano tomaron  la autopista del sur, los tres sentados en el asiento delantero del Fiat. Fama, Esperanza y Cronopio. La esperanza siempre va al medio. El día cargado de humedad encrespó los ánimos de la gente en la carretera. Fama gritaba  a los otros conductores para que le dieran  paso mientras Espe y Crono cantaron  "tendré los ojos muy lejos, un cigarrillo en la boca…cuando  ya me empiece a quedar solo…"
Paremos…
                 A tomar un aperitivo- dijo Fama.         
                 A ver que hora es. El reloj me atrasa, el reloj me atrasa, el reloj- dijo Crono.
                 A saltar a la soga con mangueras transparentes - dijo Espe.
Terminó cada cual su tarea e hicieron una ronda para agradecer las gotas que caían del cielo, todo-el-cielo.
Siguieron viaje con Cronos al volante (Esperanza no maneja, se deja viajar por las cosas y los hombres). Llegaron a buscar el libro. Les pidieron por él cuatro canicas azules y una lechera. Suerte, Espe las  tenia en el bolsillo, las robó  de la fábrica del papá de Fama. Uno de ellos lo  tomó  y abrió el libro en la última página.

Final 1. Fama abre el libro y encuentra en la última hoja "la alegría de los famas" envuelve el libro en una sábana negra almidonada y lo envía por correo cobro revertido.

Final 2. Esperanza abre el libro y no está en su día curioso. Se lo da a Fama o a Cronos. Usted elige, vaya al final 1 o 3.

Final 3. Cronopio abre el libro, una página en blanco. Automáticamente mira su reloj.
- Son las tres de la tarde para mi, pero para los demás son cinco minutos mas tarde. Respira aliviado.


Aida Rebeca Neuah
Imagen: "sueños de cronopio" de Valeria Lirach 
Humilde homenaje al maestro Julio Cortázar

 

1 jun. 2011

CON-VIVIR



-Amor, no puedo vivir sin vos.
-Entonces, mucho menos podrás vivir conmigo.

Aida Rebeca Neuah
Imagen: "Pareja y vida" de Selmen Soleman